Procuraduría logró amparo de derechos fundamentales de 31 niños y niñas Embera Katíos del Chocó

La Procuraduría General de la Nación con tutela logró el amparo de los derechos a la dignidad humana, igualdad, educación y salud de 31 niños de la comunidad Embera Katíos, estudiantes de la I.E. Amado Arce, con la construcción de una escuela rural y mejoras en el restaurante en Bajo Río Grande, municipio del Carmen de Atrato, Chocó.
El Juzgado Segundo Penal Municipal con funciones de conocimiento de Quibdó acogió una tutela interpuesta por el Ministerio Público y le ordenó al departamento de Chocó y a la secretaría de Educación departamental elaborar el plan de construcción de la planta física de la Institución Educativa Amado Arce, sede de la Escuela Rural Mixta Bajo Río Grande, Resguardo Indígena la Puria, municipio del Carmen de Atrato, dentro de un plazo de tres meses a partir de la notificación del fallo.
Así mismo, el Juzgado fijó al municipio de Carmen de Atrato que dentro de los cinco días siguientes a partir de la notificación del fallo, aporte de los recursos de calidad educativa que le gira la Nación, los fondos mensuales necesarios para el funcionamiento del PAE que presta la asociación Orewa.
La Asociación Indígena OREWA dentro de los cinco días posteriores a la comunicación de la decisión deberá suministrar el PAE, sin ningún tipo de interrupción, a los niños y niñas de la mencionada institución educativa, además de mejorar el espacio donde funciona el restaurante escolar, capacitar a quienes manipulan los alimentos, certificar su estado y la dotación de los elementos necesarios, que garanticen las condiciones de higiene exigidas por la secretaría de Salud Departamental.
Finalmente, el juez le ordenó a la Asociación Indígena FEDEOREWA para que dentro del término de los cinco días siguientes a la notificación del fallo mejore el lugar donde funciona el establecimiento educativo, de acuerdo con las recomendaciones realizadas el 6 de septiembre del 2018 por la Secretaria Departamental de Salud, que incluye drenar el terreno aledaño y asegurar que cumpla con las condiciones mínimas de comodidad y salubridad para el desenvolvimiento adecuado de las clases de los niños y niñas indígenas durante la jornada escolar

Entradas similares

0 Comentarios